Monday, August 6, 2012

TRISTE SOLEDAD

Hoy me despierto, de mañana
y aún, estando sobre mi cama
estoy haciendo un recuento
de las dulces y felices horas
que he pasado junto a ti.

Y recuerdo tus palabras de aliento
en la agonía de mi triste soledad,
esa soledad que se  incrementa
en la medida que pasa el tiempo,
y  aún, no he logrado  alcanzar
la belleza perenne de tu cuerpo.

Hoy quisiera estar contigo
y regocijarme en tu regazo,
pero la distancia es inclemente
y no me deja llegar a ti,
para abrigarme con tu pecho.
Y no sentir el inmenso frío
que destruye poco a poco
la triste y sola alma mía.

Hoy no encuentro la alegría
que irradiaba tu presencia
pues, te  juro  que tu ausencia
en mi ha calado profundo
y si a mi lado, no te encuentras
yo me siento un moribundo
y es por eso, que hoy vengo.
A implorarte que regreses,
para ver si en mi florece
aquella alegría perdida.

Y darle vida a este corazón
que por ti, una vez más delira
pues, aún no veo la razón
ni el porqué de tu partida.
Y todavía  tengo la ilusión
de poder darle luz a mi vida.



No comments:

Post a Comment