Sunday, May 28, 2017

SONETO-11

Cuando el silencio llegue a tu puerta
y de la nada surjan tristes recuerdos,
y los pasos de tu corazón sean lerdos;
seré aquel refugio con el alma abierta.

No habrá razón, trayecto ni ausencia
que haga olvidar el amor que siento,
pues ésta pasión que llevo por dentro
solo reclama de ti, la dulce presencia.

Y así, se formó aquel inmenso vacío,
sin espacios, revocado y displicente
sumido en el lóbrego y vano silencio.

Espero que mi amor sobreviva para ti
junto al calor que llevas muy adentro,
para que nunca muera la llama en mí.




No comments:

Post a Comment